img1
img2
img3

Facebook

PROCESO DE FABRICACIÓN DEL PISCO

El proceso de producción de nuestro pisco puro no aromático se inicia cuando la uva quebranta llega a la planta de procesamiento, procedente de nuestro viñedo,  para ser depositada en la  tolva de la máquina estrujadora – despalilladora, en la que se estruja la uva  y en forma simultánea se retiran los palillos o escobajos.  El palillo o escobajo  es el soporte del racimo que queda luego de retirar las uvas.


El producto del  proceso anterior es transportado  a una prensa  donde,  mediante un proceso de prensado mecánico se obtiene el jugo de la uva y se van separando las cáscaras, las pepas y algo de pulpa, a lo que se denomina orujo.


El jugo de uva así obtenido es conducido a unos tanques para el proceso de  fermentación por alrededor de once días. Al inicio de la fermentación el jugo de uva tiene una densidad de 1096 g/litro aproximadamente,  lo cual permite comprobar el contenido de azúcar. Después, por acción de las levaduras, que convierten el azúcar en alcohol, la densidad disminuye hasta un valor de 995 g/litro. Durante la  fermentación se controla de manera constante la densidad y la temperatura, mediante un mostímetro y un termómetro,  para supervisar el proceso  y determinar su término. Al jugo de uva fermentado se le denomina mosto.


Concluida la  fermentación, se forman naturalmente unos sedimentos en la base de los tanques, los que son separados del mosto mediante el desencubado, que se realiza con una bomba.


Una vez concluida la etapa de fermentación, el mosto es trasladado al alambique, donde se lleva a cabo el proceso de destilación, que consiste en calentar el mosto para que por  evaporación y condensación se obtenga el pisco. Al inicio del proceso de destilado se retira una parte determinada  del alcohol condensado, denominado “cabeza”, el cual tiene componentes no adecuados para la calidad del pisco.


Mientras continúa la destilación  se controla constantemente el grado alcohólico, hasta que este alcance un valor de 41 oGL, lo cual determina el fin del proceso.  El líquido que continúa saliendo,  denominado  “cola”, es desechado. De esta manera, el pisco está constituido por la porción central o cuerpo del destilado.


A continuación, el pisco es depositado  en tanques de acero inoxidable donde reposa durante  tres meses, lapso en  el que sufre transformaciones que mejoran su sabor y aroma.


Una vez concluida la fase de reposo del pisco,
éste es filtrado y envasado en botellas de vidrio; se les colocan las tapas y finalmente las etiquetas personalizadas.


Diagrama de Operaciones